Actualidad

La alemana Deutz se une a la UPNA y Tafalla Iron Foundry para usar el hidrógeno en motores industriales

Es la primera vez que la compañía germana, la más antigua del mundo en fabricación de motores, colabora con una universidad ubicada fuera de su país.

La empresa alemana de fabricación de motores Deutz colaborará con la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y Tafalla Iron Foundry S.Coop. en su investigación para emplear el hidrógeno como combustible en motores industriales. Es la primera vez que la firma (la más antigua del mundo en fabricación de motores) trabaja con una universidad radicada fuera de Alemania.

La UPNA y Tafalla Iron Foundry S.Coop. firmaron recientemente un contrato de transferencia OTRI en esta materia. Y la colaboración con la compañía alemana surge a raíz de la fabricación por fundición bloques de motor, que son enviados a Deutz para el montaje y puesta a punto de los motores industriales.

Con el fin de sellar esta alianza, representantes de las tres entidades se reunieron recientemente en las instalaciones de la institución académica. Además, realizaron una visita al Laboratorio de Hidrógeno y al Laboratorio de Motores, donde un equipo de ingenieros alemanes pudieron ver el estado de la investigación en esta materia. Asimismo, condujeron en el campus el Volkswagen Polo ‘Carlos’, vehículo modificado por el Grupo Hidrógeno de la UPNA para su funcionamiento mediante el uso de hidrógeno como combustible.

«Para Tafalla Iron Foundry S.Coop., este proyecto de investigación conjunto con la UPNA y Deutz supone un reto estratégico, que tiene como finalidad el posicionamiento en el futuro desarrollo de motores impulsados por hidrógeno. Esta tecnología se encuentra en una fase de desarrollo permanente, puesto que permite mantener el concepto de diseño de los motores de combustión interna y, a la vez, consigue un efecto neutro en la emisión de gases contaminantes. El desarrollo de este proyecto permitirá a Tafalla Iron Foundry S.Coop. ser referente en el sector de la fundición como proveedor de motores de hierro para las futuras aplicaciones de hidrógeno», valoró Ignacio Ainzúa, director de Ingeniería en la empresa navarra.

LA DESCARBONIZACIÓN INDUSTRIAL

En concreto, el proyecto se enmarca en un escenario en el que las nuevas normativas anticontaminación en Europa obligan a los fabricantes de motores, especialmente los de diésel o gasoil, a buscar nuevas tecnologías. En este contexto, el «hidrógeno está considerado protagonista para la descarbonización del transporte y de la industria», según señaló la institución académica.

Tafalla Iron Foundry cuenta con una amplia experiencia en la fundición de bloques de motores de gasoil, y quiere estudiar su comportamiento quemando mezclas combustibles hidrógeno-gasoil. Por su parte, la trayectoria de casi veinte años del Grupo Hidrógeno en la aplicación del hidrógeno como combustible en motores de combustión de gasolina cambia de rumbo y se enfoca ahora en los motores de gasoil.

Por otro lado, además de los estudios teóricos que contempla la propuesta, está previsto el montaje de «un motor industrial en la celda de ensayos de motores del Laboratorio Carlos Sopena de la Universidad, su puesta a punto, su alimentación bicombustible hidrógeno-gasoil y la programación de la unidad electrónica de control».

En paralelo, se realizará un pormenorizado estudio en Tafalla Iron Foundry sobre la acción que estas mezclas combustibles pueden ocasionar sobre las distintas fundiciones, focalizando el análisis en los componentes bloque y culata motor. Con este proyecto, se pretende «encontrar el material más adecuado para estar en contacto con el hidrógeno y que, al mismo tiempo, mantenga las propiedades mecánicas requeridas para el buen funcionamiento del motor». Este desarrollo dotará a la cooperativa del conocimiento necesario para capacitarse como partner tecnológico en este nuevo campo de motores con hidrógeno.

Fuente: Navarra capital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *